jueves, 4 de septiembre de 2008

La Reserva Huinay y su Centro Científico.






En el borde costero de la localidad de Huinay, la Fundación San Ignacio de Huinay construyó un Centro Científico, que da soporte a la investigación desarrollada sobre el terreno. El Centro Científico Huinay ha sido enclave donde se han dado cita renombrados científico para la exploración/investigación del conocimiento del entorno. El Centro Científico consta de unas instalaciones que disponen de laboratórios y dependencias para alojar a los científicos y visitas que acuden a la zona, facilitando las labores de investigación en los diversos ámbitos de estudio: flora, fauna marina, etc. El fiordo de Comau, por sus especiales características marinas, ha sido fruto de extensas investigaciones de su flora y fauna.
Las investigaciones llevadas a cabo han supuesto el descubrimiento de más de 40 nuevas especies, entre corales, anémonas, esponjas y otros. Los sócios-fundadores son Universidad de Valparaíso y Endesa Chile.
He tenido el privilegio de visitar el norte de la Patagonia chilena en 1995 y creo que es un verdadero tesoro. Un área que debería ser declarada y gestionada cómo Patrimonio de la Humanidad.

En los últimos meses, cerca de 40 organizaciones ambientalistas nacionales e internacionales se han unido para rechazar el proyecto Endesa para construcción de 5 grandes presas en la Patagonia chilena lo que supondría la inundación de casi 6.000 hectáreas y daños medioambientales y sociales gravísimos, tanto a corto cuanto a largo plazo.
Los movimientos contrários a estos "pantanos gigantes" sostienen que para la construcción de la mayoría de ellos no se ha realizado una evaluación detallada y profunda de los impactos negativos tanto en los ecosistemas que serán afectados cuanto sobre las comunidades que serán desplazadas y reubicadas. La Comisión Mundial de Presas, califica de superficiales e ineficaces los esfuerzos por mitigar los efectos imprevistos que sufren más de 80 millones de personas desplazadas en todo el mundo a causa de la construcción de grandes presas y de a pérdida de sus medios de vida. Según la Comisión, las grandes presas podrían desaparecer pues se ha demostrado que construir minis centrales hidroeléctricas es más barato y permite una mejor gestión del agua, especialmente de los sistemas de irrigación.