lunes, 16 de febrero de 2009

La Escuela de Navegación de Sagres, Portugal.


Fortaleza de Sagres, hoy Museo de la Escuela de Navegación de Sagres.



Sagres, en el Cabo de Sao Vicente, el punto más ocidental de Europa.

En los últimos días del 2008 y los primeros de 2009 he visitado el Algarve portugués y la famosa ciudad de Sagres. Durante el reinado de Joäo I (1385-1433) los portugueses iniciaron la explotación de nuevas tierras. Los audaces viajes del siglo XV, que traducían todo el esfuerzo de una nación, fueron posibles gracias a un largo período de investigaciones científicas. Entre los importantes eventos que impulsionaron la salida de los portugueses del continente europeo están:
_La fantástica escuela de navegación de Sagres que ha formado importantes exploradores y marinos
_ La creacción de las tablas astronómicas de Alfonso X "El Sábio" de los judios ibéricos
_El sobrepoblamiento de algunas zonas de Portugal
_La imposibilidade de practicar una política de expansión continental a expensas de la potente Castilla
_La falta de trigo
_La creciente demanda de pescado, cuero y tintes
_La creciente demanda de especias orientales
_La búsqueda de tierras nuevas, necesarias para los cultivos de la caña de azúcar
_La demanda de esclavos para los molinos de azúcar que surgirán entonces en el Algarve
_La falta de oro, que dificultaba los intercambio en el occidente.
A través de un estudio genealógico hecho por mi hermana Rossana Cusatis Lucolli Pupo, nuestro primero ancestral portugues, Don Manuel José da Cunha Mendes Guimaräes, llegó en Brasil en 1832 y se instaló en la Isla de la Cotinga, habitada por los indios Carijós, en la Bahía de Paranaguá. Décadas más tarde llegaría mi bisabuelo materno, Don Ignácio Machado Valadares y con él la saga de mi família portuguesa en Brasil.